lunes, 21 de marzo de 2011

¿Qué es la Biosíntesis?

“El contrato del terapeuta es intentar buscar el lugar más seguro de la persona para hacer el primer contacto.”
David Boadella


La Biosíntesis es una Psicologia Pre y Perinatal, una Psicoterapia Somática y una Psicologia Transpersonal.

La Biosíntesis fue creada por el psicoterapeuta inglés David Boadella durante los últimos 30 años partindo de raíces somáticas, psicodinámicas y bioespirituales, empezando con la vegetoterapia de Wilhelm Reich. La Psicoterapia Corporal vinculada a Reich se iba reducindo a manipulaciones musculares mecanicistas, totalmente contrarias a la valorización de Reich del contacto humano en la relación terapéutica. La palabra Biosíntesis significa integración de la vida y se refiere a procesos específicos de autoformación que orientan el crecimiento orgánico y el desenvolvimiento personal y espiritual.

El concepto central de la Biosíntesis es la existencia de tres corrientes energéticas fundamentales en el cuerpo asociadas con las tres capas de células germinativas en el embrión (ectoderma, mesoderma y endoderma), donde se forman los diferentes órganos. Estas corrientes energéticas se expresan como flujos de movimiento a través de los músculos; como flujos de percepciones, pensamientos y imagenes a través del sistema nervioso; y como flujos de vida emocional en el centro del cuerpo, a través del sistema vegetativo. En un estado saludable o maduro, todo este proceso sucede de manera armoniosa. Tensiones y traumas vividos en la vida intrauterina y extrauterina impeden la integración de estas tres corrientes e su libre flujo, causando la emergencia del disturbio.

En Biosíntesis, cuando trabajamos con el cuerpo utilizamos como base estes principios de la embriología funcional, integrando y coordinando modelos de respiración, tono muscular y de expresión emocional, relacionando así tres áreas fundamentales de nuestra cualidad humana: nuestra existencia somática, nuestra experiencia psicológica y nuestra esencia fundamental.

La Biosíntesis se basea en el crecimiento orgánico, trabajando con movimientos como formas ondulantes de la respiración para libertar intencionalidades bloqueadas y estimular nuevas corporeizaciones de la psique, las cuales llamamos posturas del alma.

La Biosíntesis da énfasis a las cualidades presentes en el cliente, así como la función de la resonancia, de la presencia orgánica y del encuentro terapéutico. El principio bioespiritual de la Biosíntesis enfatiza el aspecto de la compasión por el otro, fundamentada en un contacto claro basado en las cualidades esenciales de la existencia diaria.

La Biosíntesis es una terapia de proceso que acepta la manera única del individuo y el espectro de varios caminos de evolución, reconociendo la multidimensionalidad del ser humano.

La Biosíntesis, además de ser una escuela de psicoterapia somática, es una forma de autodesarrollo y autoregulación, basada en el proceso formativo que puede ser usada con la población en general con respecto a la prevención de neurosis: escuelas, grupos de padres, grupos de mujeres, grupos de gestantes, grupos de tercera edad, relación madre-niño en los primeros momentos de vida, trabajo institucional, entrenamiento en empresas, etc. Como forma de psicoterapia, ha sido utilizada con pacientes neuróticos, psicosomáticos y borderlines. Se trabaja tanto de manera individual como en grupo, según la necesidad interna del cliente.

La Biosíntesis es reconocida por el European Wide Committee de la European Association of Psychotherapy (EAP) como una modalidad científica de psicoterapia. Una discusión acerca de la validación de las metodologias de las psicoterapias en la Europa está presentada en este sitio, en el artículo de David Boadella: “Psicoterapia, Ciencia y Niveles del Discurso”, y aún acerca de la validación científica de la Psicoterapia Corporal, ver el artículo “The European Association for Body Psychotherapy (EABP)’s Answers to the European Association for Psychotherapy (EAP)’s Questions about the Scientific Vality of Body Psychotherapy”.

El significado de este reconocimiento es de gran importancia. Esto significa que el método de la Biosíntesis es aprobado por todas las asociaciones profesionales de psicoterapia pertenecientes a la EAP en 36 países y también en todas las organizaciones Europeas pertenecientes a la EAP en otras formas de psicoterapias (Gestalt, Análisis Transaccional, etc.).

“En el 24 de Octubre de 1998, en el Club Fondation Universitaire, en Bruselas, basado en la Declaración de Estrasburgo en Psicoterapia (1990), y según los objetivos de la Organización Mundial de Salud y con el apoyo y incentivo de la Unión Europea en su política para altos padrones y cualidades profesionales, la Biosíntesis, juntamente con seis otras direcciones en Psicoterapia, fue acepta por unanimidad como una modalidad de entrenamiento científicamiente válida por el European Committee de la Asociación Europea de Psicoterapia (European Association of Psychotherapy), por 27 votos en 34 en el European Training Standards Committee y por 31 votos en 34 en el Executive Board of the Association.

Este reconocimiento es la culminación de un proceso de dos años de intensivas consultas en Viena, Roma, Amsterdam, Londres, París y Bruselas, basado en la presentación de dossiers con evidencias substanciales en 15 criterios de validación científica creados por el Scientific Validation Working Party of the European Association y establecidos antes del primer congreso del World Council for Psychotherapy, Viena, Julio de 1996.

Otras modalidades de psicoterapias que también fueron aceptas en este primero grupo de aplicaciones para el reconocimiento por la EAP son: Análisis Transaccional, Psicoterapia Gestalt, Terapia Familiar, Psicoterapia Integrativa, Psicoterapia Comunicativa y Psicoterapia Positiva.”

David Boadella
Es fundador y director del Centre for Biosynthesis International (Switzerland), es el fundador y fue presidente de la Asociación Europea de Psicoterapia Corporal durante muchos años y es el fundador y director de la revista “Energy and Character”. Es autor de muchos libros en Psicoterapia Corporal. En los años 80 llevó la Biosíntesis a más de 20 países. Actualmente es “Chairman” de la Comisión de Validación Científica de la Asociación Europea de Psicoterapia, empeñandose en la validación científica de la Psicoterapia Corporal y, en particular, de la Biosíntesis en la Suiza y en la Europa.

“Todo el trabajo de proporcionar ‘firmeza’ al cuerpo a través del trabajo relativo a la postura, situaciones de estrés, liberación catártica de emociones bloqueadas, tiene su valor. Pero trabaja la firmeza externa. Necesitamos aprofundar y enriquecer ese proceso, dando atención a la manera como la persona construye su espacio o organiza su tiempo, que percepción tiene de su capacidad de formarse a través de una participación más intensa en su propio proceso. Necesitamos ayudarla a hallar su ‘firmeza’ interior, su esencia, su fuente de donde brota la energia curativa, que tiene el poder de integrarla nuevamente, no importa cuanto estea condicionada a no sentirse viva.”
David Boadella

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada